Juego Sensorial - Gelatina.

Para los peques el juego sensorial les ayuda a desarrollar sus habilidades motoras y su procesamiento sensorial. Les van a servir en un futuro para adquirir hábitos diarios. Este tipo de actividades sensoriales comestibles, les ayuda a reducir el riesgo de que sean peques delicados que no quieran probar alimentos nuevos. 

Con los más pequeños, hay que tener especial cuidado, ya que ellos con toda seguridad, se van a meter en la boca lo que sea que alcancen a su alrededor. De ahí la idea de la gelatina que es muy divertida ya que tiene una textura viscosa, resbaladiza, mojada… Como recomendación para que niños/as, sobre todo los bebés más pequeños no consuman tanta azúcar, se puede hacer la actividad con gelatina neutra sin sabor y luego añadirle colorante alimenticio para dar color a la actividad y desarrollar el sentido de la vista. 

Una presentación colorida es siempre más atractiva.

 
 
2020 © PBM SL